Club del Libro

Club del Libro

miércoles, 6 de abril de 2011

Óscar

“Óscar” de Amparo Dávila, el cuento que leeremos en esta ocasión, es una historia que podemos interpretar de distintas maneras.



La primera es, por supuesto, la lectura literal, en la que el personaje que da título al relato, al ser víctima de una grave, aunque no especificada, enfermedad, se vuelve tan dependiente de quienes lo rodean, que éstos terminan viviendo sus vidas tan sólo para él. El final del cuento es entonces el desenlace lógico para una serie de personajes sometidos a tal sufrimiento.

Otra interpretación podría ver en el cuento distintos elementos religiosos. Óscar, una especie de dios demoníaco, habita su propio infierno subterráneo (el sótano de la casa) desde donde, omnisciente, atestigua y, omnipotente, dirige la vida de los demás personajes. Al final deja caer su furia sobre la casa que ellos habitan, en forma de lluvia de fuego y los sobrevivientes, como en la historia de la destrucción de Sodoma y Gomorra, se alejan para siempre, sin volver la vista atrás.

El último punto de vista desde el que podemos ver este cuento es el de un estado totalitario en el que nada escapa al conocimiento del dictador y nada se hace sin su consentimiento. Todos los habitantes de la casa están sujetos a sus caprichos y a sus explosiones de furia. La generación más vieja, los padres, viven acostumbrados a este régimen y lo sostienen, pero, al desaparecer, el régimen es incapaz de sostenerse por sí solo y se autodestruye, mientras la nueva generación, los hijos, le vuelven la espalda.

Éstas son, a grandes rasgos, nuestras lecturas de este cuento, ¿cuáles son las suyas?

Si quieren leer otro cuento en el que lo ocurrido dentro de los confines de una casa sirve de alegoría a lo ocurrido en un mundo más amplio, les recomendamos “Casa tomada” de Julio Cortázar.



El próximo cuento que leeremos de Amparo Dávila en Lectores a Fondo será “La carta”. Sigan pendientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario